Chica anoréxica de 21 años, que sólo pesaba 28 kilos, ingresada en un hospital de Argentina

Por si no teníamos suficiente con la modelo brasileña muerta la semana pasada ahora nos enteramos de una chica argentina a la que tuvieron que ingresar (internar se le dice allí) debido a la anorexia que padece que la llevó a pesar sólo 28 kilos.
Copio la noticia de La Nación:

Ayer fue trasladada de San Luis a un hospital de San Rafael para seguir con el tratamiento

Una joven puntana de 21 años fue internada en un centro asistencial de San Luis y de allí derivada ayer por la tarde al hospital Teodoro Schestakow, de San Rafael, Mendoza, a raíz de un cuadro agudo de anorexia. La chica pesa sólo 28 kilos y tiene una contextura equivalente a la de una niña de 6 o 7 años.

Darío Ballón, jefe del servicio de guardia del hospital Shestakow de San Rafael, aseguró que la joven “se encuentra en principio fuera de peligro, pero padece un cuadro agudo de desnutrición extrema”.
El padre de la joven informó ayer que fue internada en el Complejo Sanitario San Luis hace diez días, tras habérsele detectado un colapso de su sistema cardíaco por su bajo peso.

El caso se enmarca en el debate internacional sobre la anorexia, que tomó impulso por la muerte de una modelo brasileña el 14 de noviembre pasado .
“Para mí fue toda la vida anoréxica, pero cuando cumplió la mayoría de edad se puso peor”, contó el padre, quien ayer afirmó que se encontraba “estable”.

Mirta Fasulo, jefa administrativa del centro de salud de San Luis, subrayó que “hace tiempo que se negaba a comer, por verse gorda. No quería mirarse al espejo. Hubo que librar un oficio a través de un juez para que la trasladen porque no quería ser tratada”.

Voceros médicos del centro asistencial indicaron que la joven “se encuentra estable y lúcida” y que debió ser derivada porque en San Luis no hay un instituto que trate los desórdenes alimenticios.

En estos casos hay que preguntarse ¿dónde estaban esos padres?

En Clarín actualizan la noticia:

11:20 |La joven enferma de anorexia extrema está “fuera de peligro” y fue derivada a un hospital de Mendoza

La chica, de 21 años, tiene una estatura de 1,65 metros y pesa menos de 30 kilos. Anoche, fue derivada a un centro de salud de San Rafael especializado en ese trastorno alimentario.

La joven de San Luis que padece de anorexia extrema, tiene una estatura de 1,65 metros y pesa menos de 30 kilos, fue trasladada anoche a un hospital de la ciudad mendocina de San Rafael para continuar con su tratamiento. Fuentes de ese centro de salud explicaron que la chica, de 21 años, está “estable” y se encuentra “fuera de peligro”.

“Presenta un estado de desnutrición extrema, pero está fuera de peligro”, informó el jefe del servicio de guardia del hospital Teodoro Schestakow, Darío Bayón, a dónde la chica fue trasladada ayer.

La joven ya había recibido atención médica en San Luis, aunque nunca llegó a recuperarse del todo. Ayer, los médicos decidieron que la mejor opción era trasladarla a un centro de salud especializado en anorexia, donde -además de tratamiento médico- recibirá asistencia psicológica, psiquiátrica y nutricional.

Julio Quevedo, director del Complejo Sanitario San Luis donde la paciente estuvo internada hasta ayer, explicó que la chica “se encuentra estable y lúcida, pero cree que está gorda”. La paciente tiene un grado tan avanzado de la enfermedad que llegó a pesar 28 kilos, cuando por su edad y contextura física debía tener un peso cercano a los 60.

Quevedo señaló que en San Luis, la chica comenzó a ingerir “yogur, jugos de frutas y otros alimentos”. Y agregó que una vez “compensada” se resolvió que lo mejor era derivarla a un centro especializado en anorexia.

“Ella aducía que estaba bien y que sólo estaba excedida de peso ya que, afirmaba, tenía que pesar no más de 30 kilos”, relató Quevedo. Por eso, continuó el especialista, había llegado al grado máximo de desnutrición que le permite su cuerpo y “puso en riesgo su vida”.

Por su parte, Bayón -médico del hospital Teodoro Schestakow donde fue derivada la paciente- detalló que la joven recibirá un tratamiento centrado en “un balance nutricional” y asistencia “en la esfera psíquica, para que sea tolerado y aceptado por la paciente”.

Ponen el vídeo de los informativos