Método Ogino: el único anticonceptivo aceptado por la Iglesia

El papa Benedicto 16 ha emitido un comunicado en el que, entre otras cosas, afirma que el único método de no concepción que la doctrina católica acepta como bueno es el denominado Método Ogino Knause, también conocido como el método del ritmo o el método del calendario.
Se trata de calcular la fecha de ovulación dependiendo de la duración del ciclo y de la regla en sí.

Para encontrar la cantidad de días en la fase infértil pre-ovulatoria, se debe registrar durante 6 meses la duración de los ciclos menstruales, y se procede al cálculo matemático: Como el día de ovulación es 14 días antes del primer día de menstruación y se dan “4 días de gracia”, se resta 18 al número de días del ciclo más corto. Para encontrar el inicio de la fase infértil que inicia luego de que haya ovulado, se dan 3 “días de gracia”, por lo tanto se resta 11 al número de días del ciclo más largo. Ese rango es el periodo fértil y NO se puede tener relaciones en estos días.

Para una mujer cuyo ciclo menstrual se extiende entre 25 y 32 días, se estima que es infértil los primeros 7 días de su ciclo (25 – 18 = 7), es fértil entre los días 8 y 20, y vuelve a ser infértil el día 21 (32 – 11 = 21). Cuando se trata de evitar el embarazo, usándose perfectamente, este método tiene un nivel de efectividad de en torno al 80% (tasa de error del 20-25% según los estudios)


Yo me pregunto: si las chicas (y mujeres adultas) no conocen ni siquiera qué es el período fértil, ni conocen lo que es un ciclo menstrual, ni cómo utilizar correctamente los anticonceptivos más sencillos: ¿cómo podemos pedirles que se pongan a hacer complicada cuentas matemáticas cuando lo más fácil del mundo es exigir a su pareja el uso de preservativo?

Debemos tener en cuenta que la iglesia únicamente acepta relaciones sexuales dentro del matrimonio, por lo que no es descabellado que en una relación marital se huya del preservativo, pero hay muchos otros métodos mucho más eficaces, y otros mucho más divertidos que el del ritmo.