Pirulo Heladerías

Leyendo La Nacion On Line ví este artículo, y aquí se ve bastante claro la manera de manejarse que tiene el comerciante argentino.

Lamentable lo de “Catrasca” (sobre el final del artículo).

Transcribo;

Helados Pirulo, nuevo éxito del conurbano

Tiene más de 300 locales en el Sur

El mercado de los helados es una muestra de cuánto cambió la economía argentina en los últimos años. Una de las consecuencias que trajo la última crisis fue el incremento de la brecha entre ricos y pobres, lo que a su vez se traduce en un consumo cada vez más diferenciado aun de aquellos productos de acceso masivo.

En el caso de las heladerías, mientras que Persicco, Freddo y Volta se pelean por los locales ubicados en el norte de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, en el resto del conurbano se produjo un avance silencioso de cadenas como Pirulo, que a partir de 2002 vivió un crecimiento explosivo y en el último verano llegó a contar con más de 300 puntos de venta – entre propios y franquicias -, distribuidos en todo el sur del Gran Buenos Aires y varias ciudades del interior de la provincia.

El caso de Pirulo se asemeja a lo que pasó con las pizzerías Ugi´s a principios de los 90, aunque la cadena de heladerías todavía tiene pendiente su desembarco en la Capital Federal, que seguramente le servirá como vidriera.

“Acá no hay ningún misterio, el secreto de nuestro éxito es que apostamos al volumen, compitiendo contra heladerías más caras que quieren ganar con un kilo lo que yo gano vendiendo diez”, explicó Carlos Flores, fundador de la firma Tutto Frío, dueña de la cadena.

Para elegir el nombre de sus heladerías, Flores explica que se basó en un viejo comercial de Aurora Grundig que utilizaba como slogan la frase “usted puede elegir marca Pirulo o marca Grundig”, aunque asegura que para poder vender el kilo de helado a 7 pesos hay que ahorrar en publicidad. De hecho, su cadena sólo hace promociones en los puntos de venta, pero no desdeña el uso de técnicas avanzadas de marketing.

“Cuando al lado de uno de nuestros locales se pone una heladería que quiere competir por precio, lo que hacemos es cambiar toda la fachada de Pirulo y reemplazarla por otra marca nuestra que se llama Catrasca y vende el kilo a 3 pesos. Con Catrasca no hay nadie que pueda competir, y cuando logramos sacar al negocio rival, volvemos a poner la marca Pirulo”, explica Flores.

Link corto

Tambien en Argenautas

,

Comments are closed.