Qué es un atorrante?

En algún otro post me preguntaban por la palabra “atorrante” (del lunfardo argentino), la Wikipedia nos ayuda.

Tiene etimología dudosa. Se sabe que ya en la década de 1880 en zonas costeras de la ciudad de Buenos Aires se ubicaron grandes caños de desagües pluviales (por el entubado de los arroyos de Granados, Matorras, Manso, etc.). En tales caños pernoctaban los vagabundos y a estos vagabundos se les decía atorrantes (tal cual se les menciona en la novela Quilito, de Carlos María Ocantos, hacia el año 1891).
Se ha difundido la versión, no comprobada, según la cual en tales caños figuraba la inscripción del titular de una empresa contratista e importadora de los caños llamada «A. Torrant» o «A. Torrans». Actualmente no se encuentra documentación que ratifique tal versión.

Parece más probable que la palabra provenga de atorrar, y ésta de torare, verbo napolitano de uso generalizado entre la gente baja de las poblaciones costaneras para designar la holgazanería, pero que se aplicaba casi exclusivamente a la tranquila paciencia de los pescadores cuando no hay pesca. (Ver Geocities.ws/Lunfa2000).
Otra posible explicación viene de la época de la esclavitud, en lo que hoy es el Río de la Plata, cuando se ponía a los esclavos a tostar las semillas del café, acción que también se conoce como “torrar”. Cuando se encontraba a los esclavos descansando en horas en que debían estar tostando el café, se decía que estaban “atorrando”. De ahí que se designase dicha palabra para referirse a alguien que no trabaja o no cumple con sus obligaciones o se despreocupa del prójimo.
Pero para lo más frecuente que se usa el término “atorrante”, es para calificar a la persona como alguien que se sale con la suya y que tiene la habilidad de seducir y/o convencer a alguien de hacer lo que esa persona quiere que el otro haga por él.

, , , ,

No comments yet.

Deja un comentario